Mitos y Verdades de las Redes Sociales
El Marketero Honesto 2019-06-19

Mitos y Verdades de las Redes Sociales

Que las tecnologías de la información y la comunicación revolucionaron la forma en que nos comunicamos y hacemos las cosas hoy en día, es tan novedoso como decir que la tierra es redonda. Los medios virtuales inevitablemente han reestructurado el comportamiento de las personas en muchas áreas de sus vidas. Sin embargo, todos los seres humanos seguimos teniendo necesidades que debemos satisfacer y los mercados siguen consumiendo los productos o servicios que se ajustan a su estilo de vida.

¿Existe competencia?, ¡abunda! Diariamente nacen cientos de empresas en el mundo entero, dispuestas a suplir las necesidades de las personas. En esta medida debemos aceptar una cruda realidad, los productos y servicios de una empresa particular, no son (casi nunca), lo que las personas buscan. Lo que los compradores valoran, son las experiencias que tienen y el grado de satisfacción que estos productos o servicios les brindan. Por esto, las empresas y marcas hoy en día solo deberían concentrarse en generar lazos de comunicación sólidos que les permitan escuchar a sus clientes para garantizarles las experiencias que están buscando. Las experiencias del consumidor con la marca son las que definen el futuro de la empresa. Si el producto o servicio es bueno, la cadena de valor está funcionando correctamente, la empresa tiene claros sus objetivos y la velocidad de respuesta a la demanda es alta, entonces podemos conquistar al mercado. De lo contrario, debemos empezar por clarificar y organizar nuestros procesos para poder garantizar la satisfacción del cliente. Las mismas actividades no les servirán a todas las empresas y no existen combinaciones mágicas para aumentar las ventas a través del marketing digital. Tener presencia en las redes sociales o estar bien posicionado en los buscadores web no va a garantizar un éxito rotundo si la empresa no tiene definidos sus objetivos y procesos. El más grave error que comenten muchas compañías, emprendedores y marcas, es creer que las actividades desarticuladas van a generar buenos resultados. Debemos establecer que queremos lograr para saber cuál es la mejor manera de hacerlo. Los planes genéricos solo implicarán gastos sin generar el retorno de inversión esperado.

En PIES AL CUADRADO tenemos claro que lo más importante es tener una comunicación sólida con los clientes y una ejecución adecuada de actividades al interior de la empresa.