Hacia unos Resultados más Tangibles
La Agencia 2017-11-22

Hacia unos Resultados más Tangibles

El primer paso es haber delimitado los objetivos corporativos, de manera que sean claros, pertinentes y concretos. En segunda medida, debemos tener una cadena de valor sólida y con un excelente nivel de respuesta para poder, a través del conocimiento de nuestro nicho de mercado, generar estrategias de comunicación efectivas que garanticen los resultados esperados.

La mejor manera de aumentar el volumen de ventas se deriva de un adecuado desarrollo de la marca, donde cada persona que compre los productos que ofrece la empresa, se lleve consigo una experiencia inolvidable. La gente no paga los productos, paga los momentos que vive con esos productos. La utilidad, la calidad y la novedad son elementos que se conjugan para que un consumidor final pueda tener, en un momento determinado, una experiencia con el producto.
Ahora bien, muchas empresas creen que no es necesario elevar la visibilidad de su marca para llegar a más clientes potenciales. Si bien la comunicación voz a voz es la más efectiva, la propagación de esta cadena se va a multiplicar con mayor velocidad en la medida en que la organización amplíe sus canales de divulgación.

En esta medida es donde los medios tradicionales y las redes sociales se convierten en espacios óptimos para promoción de tu marca, el asunto es saber utilizar estos canales para que tengan impacto. En la actualidad todo el mundo quiere usar Facebook, Instagram y Google, para que las personas sepan de ellos y compren sus productos o servicios. El problema es que no saben hacerlo y desperdician una gran cantidad de recursos en pautas inservibles, con campañas orientadas a conseguir likes, pero al final sus ventas siguen iguales y no están recibiendo el retorno de inversión que esperaban. ¿De qué le sirve a tu compañía que millones de personas vean tus anuncios si al final esos millones no compran tus productos? No sirve generar campañas poco creativas, orientadas a cualquier público y sin entender lo que la gente realmente espera de la categoría. Los consumidores no tienen los mismos patrones de compra frente a un elemento de aseo o frente un artículo de lujo. Por esto, las estrategias de impacto de la audiencia no deben ser las mismas. Es más, ni siquiera los canales de comunicación y distribución son iguales, por tanto, sus anuncios publicitarios deberían componerse por diferentes elementos orientados a los comportamientos de compra reales y no imaginarios. ¡Si buscas resultados concretos y tangibles, debes dejar de seguir la corriente y dejar de hacer las cosas igual a los demás!